Los Puentes Volados

Aunque nació en Luoyang,  lugar donde se esculpió la luz en la roca, fue Chang ‘an (actual Xian) la ciudad que vió crecer a Xuanzang. Nacido en una familia de eruditos y sabios, eligió la vida monástica en un momento en el que aquellas extrañas ideas que venían de más allá del Jima-Alaia (Himalaya, lugar de las nieves) aún constituían algo minoritario en el Reino del Centro.

Con 27 años Xuanzang partió en peregrinaje para conocer de primera mano las enseñanzas del Buda: de Xian a Turfán, de Turfán a Samarcanda, de Samarcanda a Bamiyan, pasando por otros muchos parajes y ciuadades que ya abrazaban el pensamiento del Sakyamuni.  Ya en el subcontinente indio Xuanzang atravesó el Ganges hasta llegar a Sankasya y a la cuna de Gotama, Kapilavastu, ….y a Bengala, y a Benarés, y a Ceilán….y a tantos otros lugares que quince años después inició su camino de retorno con casi setecientos textos búdicos, anotaciones, dibujos y una amalgama de caminos hacia la perfección que pasaban por todas las escuelas y tendencias espirituales. Su vida efectivamente fue su camino y aunque sus pies olvidaron facilmente los millares de kilómetros, su mente tardaría unos años en asumir y en aprehender tal cantidad de vivencias, cambios, ideas y vias posibles hacia lo Supremo.

Su obra sirvió para difundir el budismo en China hasta convertirla en la religión mayoritaria siempre en disputa con el taoismo y el confucionismo. En Xian halló descanso en el Templo de la Gracia Maternal y dentro del mismo la Pagoda de la Oca Salvaje fue reconstruida para albergar la mayoría de textos que trajo de sus viajes y convertida en el mayor centro de traducción e interpretación búdico de China.

Xuanzang no sabía, nunca supo de hecho, que había construido un puente atemporal entre China y la India. Pocos sin embargo imaginarían que apenas veinte años después el Islam haría tambalear aquella fuente germinal greco-hindú que convertida en un crisol constituiría siglos después el shangri-la, el mismísimo “break on trough to the other side” de muchos y tantos fatuos occidentales.

Durante el año 632 Xuangang estuvo en Kushinagar, lugar donde falleció el Buda. Fue el mismo año en el que, muchos kilómetros al oeste, moría Mahoma y el Islam comenzaba su expansión mundial.

Xuanzang moría en el año 664 lleno de honores y el emperador Taizong “El hijo del Cielo” rezaría por él en el templo del mismo nombre en aquella época del año a mediados de verano, cuando nacía el ying y empezaba a morir el yang .

A todos los que construyen puentes y contra todos los que intentan destruirlos.

Grutas Longmen. Luoyang. La luz esculpida en la roca

Templo del Cielo

Sabe esperar, aguarda que la marea fluya,
así en la costa un barco, sin que el partir te inquiete.
Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya;
porque la vida es larga y el arte es un juguete.
Y si la vida es corta
y no llega la mar a tu galera,
aguarda sin partir y siempre espera,
que el arte es largo y, además, no importa.            

– Antonio Machado –

Anuncios

Un pensamiento en “Los Puentes Volados

  1. Your article is both informative and interesting. You’ve made your points clear and I agree on most of them. Your content has given me reason to think and this is my favorite kind of material.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: