El Diario de Baler

A Luisito Luzón siempre lo llamaban Ele. Le gustaba. Ele por dos razones; por ser sus iniciales L.L. y también porque desde muy pequeño le gustó escribir. Escribía sobre cualquier cosa pensando que alguien leería las descripciones que hacía de todo lo que le interesaba. Era un chaval de clase media que había nacido y crecido en Baler (Filipinas) que en realidad siempre quiso pertenecer a alguna tripulación del Galeón Manila, la Nao de China que decían algunos;  aquellos barcos españoles que años antes habían cruzado el Pacífico desde Manila a Puerto Vallarta; o ser un contramaestre de las Flotas de Indias que navegaban por el Atlántico desde Veracruz hasta Cádiz.

A Ele le tocó vivir uno de los momentos más convulsos de la historia de su país. Un fragmento de su “pequeño diario de sucesos” contaba aquellos acontecimientos.

10 de mayo de 1898. Baler

Esta guerra no se acaba. Cuando creía que ya nos habíamos librado de los españoles ahora parece que aguantan. Por la información que escuché desde el puerto y por la prensa, Estados Unidos acabó  fácilmente con España en Cuba. Ahora los yankis han atracado en Manila con mil barcos y un montón de soldados para ayudarnos contra los españoles y los han destrozado en el puerto de Cavite, Manila.

2 de julio de 1898. Baler

Los españoles están locos. La guerra la tienen perdida, pero según escucho debe tratarse de cincuenta o sesenta personas. Se han atrincherado en la iglesia de San Luis. Uno de los capitanes del ejército revolucionario filipino ha dicho hoy en Manila que son un atajo de inconscientes. Llevan tres días allí hacinados. ¿Cuánto tiempo podrán aguantar?

9 de agosto de 1898. Manila

Los yankis han tomado Manila. No entiendo esto muy bien. El ejército revolucionario filipino parece estar al margen de las cosas y los americanos son los que lo están celebrando. Se supone que hemos luchado juntos contra los españoles y que nos venían a ayudar. Los locos esos de la iglesia siguen allí metidos y no hay quien los bata.  Me pregunto cómo pueden estar todo el día encerrados sin perder el conocimiento entre disparos, sangre y muerte.

14 de  de noviembre de 1898. Baler

Hace algunos meses que no escribo. Las islas arden en combates.  Ahora mismo me echo las manos a la cabeza y todo el mundo parece que esté pendiente aquí en Baler de los españoles esos metidos en la iglesia. Acabo de enterarme de que su desconexión del mundo es total. ¡No sabían que estaban en guerra con Estados Unidos! Seguían pensando que solo había escaramuzas con rebeldes filipinos. Noto que crece el rencor hacia los yankis y se aprecia el valor de los españoles. Aquí gente del pueblo se ha acercado a tirarles comida por alguna rendija que encuentran mientras el ejército revolucionario sigue hostigandolos para que salgan de una vez y se rindan. Esto es muy raro.

5 de febrero de 1899. Baler

No me puedo creer lo que he visto esta mañana. Un cabo filipino ha apuñalado a un americano en la calle Vistamarina. ¡Lo ha matado allí mismo! Todo lo que llega de Manila es odio hacia los yankis. Nos han engañado. Vinieron para ayudarnos contra los españoles pero se han apoderado de todo, de los puertos, del comercio, del gobierno…malditos sean. Hace ya tiempo que la guerra contra las españoles ha terminado…excepto aquel contingente de la iglesia. No hay quien los saque de allí. Dios mío llevan ocho meses encerrados. ¿Cómo es posible? ¿Dónde hacen sus necesitades, en el baptisterio? ¿Cómo pueden aguantar el asedio entre tanta necesidad y en esas condiciones infrahumanas? El propio gobierno español está mandando comunicaciones para que abandonen la iglesia de una vez pero ellos se niegan, dicen que es mentira que hayan perdido la guerra, que el Imperio Español es el más grande que ha existido nunca y que no caerá jamás.

28 de abril 1899. Baler

He oído un disparo. Creo que en la sacristía. Todo parece indicar que comienza a haber secesiones y ajusticiamientos internos entre los españoles. Esto es insostenible. La mismísima reina Maria Cristina  ha enviado a cuatro franciscanos para convencer a esos soldados de que abandonen y tampoco les han hecho caso. No pueden ser hombres comunes, esos soldados están aguantando condiciones infrahumanas  y siguen defendiéndose.

26 de mayo de 1899. Baler

En la islas ya no se habla de otra cosa. Va a hacer un año que esos locos, raudos y poderosos héroes españoles se niegan a admitir que España ha perdido todo su imperio de ultramar y que ya no es más que parte de una península periférica de Europa. Mas si todos los españoles tuvieran el coraje y la fuerza que estan demostrando los de la iglesia la realidad sería de otra forma. Hoy ha ido un nuevo emisario para forzar la capitulación. Les ha llevado un ejemplar del periódico El Sol donde se dice que España ya no posee Filipinas. Lo han rechazado.

2 de junio de 1899. Iglesia de San Luis de Tolosa. Baler.

Los he visto! Han salido todos! Se han rendido! Deben ser sesenta soldados, sucios, esqueléticos algunos, enfermos…hay cadáveres dentro de la iglesia. Han salido los héroes! Todo el mundo aquí está apludiendo a su paso y ellos están desconcertados mirando para todos sitios…no saben por qué los vitorean en territorio enemigo. Los han llevado hasta Manila como si fueran héroes filipinos. Creo que los van a repatriar a España en unos días.

El desastre del 98, la guerra hispano-americana finalizaba oficialmente en diciembre de 1898 con la independencia de Cuba y la venta forzosa por 20 millones de dólares de Filipinas, Puerto Rico y algunos otros territorios a Estados Unidos. La gran derrota, la gran humillación abría la puerta al  sentimiento perdedor y al complejo histórico español dando nombre y esencia a toda una fantástica generación de intelectuales. Siempre se salvaron de esta idea los héroes que durante 337 días aguantaron peleando inconscientes en una guerra que ya no iba con ellos, a espaldas de la realidad en aquella pequeña iglesia al otro lado del mundo. De los sesenta soldados atrincherados, quince murieron enfermos, seis desertaron y dos fueron fusilados. Solo aquellos muros saben lo que se viviría allí dentro durante casi un año. Fueron los últimos de Baler. Los últmos de Filipinas.

Luis Luzón moría en Puerto Princesa en 1949 legándonos su “Pequeño Diario de Sucesos”.

Iglesia de San Luis de Tolosa. Baler

Los últimos de Filipinas

El 30 de junio es el día oficial de la Amistad Hispano-Filipina.

Baler está hermanada con más de treinta poblaciones de toda la geografía española.

Anuncios

4 pensamientos en “El Diario de Baler

  1. Paté de oso dice:

    Una historia IMPRESIONANTE.

  2. jesus dice:

    Muy interesante. Quizá te interese este blog sobre el tema http://www.baleria.com

  3. Muchas gracias por el comentario y por la recomendación de la web. Está genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: