Brutalidad, Disimulo….y Virtud.

Aquellos hombres lejanos comenzaron a bajar de las montañas y a entrar en las cuevas y chozas. El cambio climático fue tal que lo que hasta hacía relativamente poco tiempo eran glaciares kilométricos ahora eran prados, lagos y sierras. Muchas especies emigraron al frío norte así que el hombre tuvo que pastorear, ser trashumante y cultivarse en el agri para poder comer de la tierra. Esto lo llevó a relacionarse con otros hombres y a vivir en sociedad. Vivir en comunidad genera problemas de convivencia desde que el hombre es hombre de modo que surgieron necesidades de crear instituciones para que gestionaran esos problemas y así resolver los conflictos; en resumen para facilitar la vida.

Muchos miles de años más tarde los griegos llamarían Polis a estas comunidades de hombres así que a todo lo relativo a la gestión y al ordenamiento de la comunidad lo llamaron simplemente Política: trabajar por el bienestar de los vecinos, algo verdaderamente elevado y honorable. Ese era el verdadero fundamento esencial y primigenio de la Política. Para eso existe y por eso es necesario.

Y pasaron otros miles de años. Entre Médicis, Sforza, Papas y Reyes Nicolás Maquiavelo rompió ese concepto de Política. A partir de él Política sería el Arte de alcanzar y conservar el poder. Y si la política estaba justificada por el hecho de ser necesaria para resolver los problemas que vivir en sociedad generaba….habría pues que asegurar que esos problemas siguieran existiendo, ya que la ausencia de los mismos significaría la inutilidad y no razón de la Política.

Hace quinientos años que Maquiavelo escribió “El Príncipe”. Es en esta misma obra en la que se dice que el poder es el objetivo más codiciado pero esa misma codicia que puede llevarte a él puede hacerte perderlo, por lo que la mayor virtud del político debe ser la mesura.

Poco antes de morir, Carlos V escribió una carta a modo de instrucciones a su hijo y heredero el futuro Felipe II. Además de conceptos sobre gobernabilidad, religión y otras directrices el emperador le instaba a no olvidar nunca que gobernar era el mayor de los sacrificios humanos, que ninguna persona en su sano juicio querría ostentar el poder absoluto tal y como ellos habían de hacerlo, pero que al ser un designio divino haber sido emperador el uno y rey el otro debían aceptar y asumir la carga que Dios padre les daba. No extraña pues que Carlos V abdicara en su hijo e ingresara en un monasterio para vivir sus últimos años en comunión con Dios y con su propia vida

Jamás se ha visto a ningún otro gobernante prácticamente lamentando tener que asumir tales funciones, reconociendo que ser mandatario supone vivir en la inmundicia moral y llevar a hombros la carga de la responsabilidad de toda una sociedad. Siglos después a esto lo llamarían concepto de Estado, bien común.

La necesidad política es un hecho desgraciado pero es un hecho. La ausencia de Virtud es lo realmente preocupable.

Esto me lleva a una de mis escenas favoritas por todo lo que ella encierra. En ella se da lugar el intento, el sacrificio, la honra, la entrega, el caliz, la búsqueda, el amor, la renuncia, la deshonra, la bondad, la incapacidad, la claudicación, la derrota que puede llevar al conocimiento, la desvirtuación,  la no virtud que puede hacernos virtuosos:

Perceval o Parsifal entrega el Bien a su origen en espera de una nueva venida de la Virtud. Bajo un atardecer con un sol rojo apocalíptico yace moribundo su rey. Al volver poco después la barca que alberga el cadaver de Arturo navega sola en dirección a Avalon donde tal vez pueda alcanzar su caliz mientras suena “La muerte de Sigfrido” de Wagner. Impresionante.

Que no se pierda nunca Excalibur, que no se pierda la Virtud. Trabajemos por ella. Hay que volver a sacarla del lago de estos tiempos.

EXCALIBUR. John Boorman. (1981)

Anuncios

3 pensamientos en “Brutalidad, Disimulo….y Virtud.

  1. efecto tirachinesco dice:

    Ufffffffffff, con Excalibur te has salío, gran post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: