De ahora y de siempre

“Buscad el Reino. Lo demás os será dado por añadidura”  Mateo 6:33.

Un ejemplar del Hadji Murat reposando en la mesa, el humo de un cigarro a medio terminar y un lector que apoya la cabeza en su mano derecha.  En esos momentos, además de convencerse a sí mismo por enésima vez de que Tolstoi es el más grande escritor de todos los tiempos, dice a su compañera:

“Claro que es una sociedad enferma. Los libros de autoayuda son los más vendidos; las adaptaciones bachilleriles de filosofía oriental y psicología conductista y cognitiva también se mueven bien en los circuitos; el yoga, el reiki, la new age. Todo el mundo piensa que está mal, por lo que todo el mundo necesita ayuda. Pero lo cierto es que al final todo forma parte del mercado de consumo.

Desde hace un tiempo, aproximádamente unos cuarenta años, está muy de moda en occidente buscar respuestas en oriente. Es lo que toca. En el siglo I la moda era el judaismo. Siempre se sigue la misma tendencia. Y empapémonos todos de filosofías baratas que hacen a los tontos creer que sanan sus absurdos y pueriles males; y convenzámonos todos de demagogias dummies (esto es dar una solución simple a problemas muy complejos). Porque es filosofía twiter; algo rápido, un concepto, una imagen, dinámico, conciso, tan reduccionista que lo que se reduce al fin y al cabo es el propio entendimiento, la propia capacidad intelectual y reflexiva. Una imagen seguida de otra; una breve frase ingeniosa, un número visual. Y algo exótico. Que parezca súmamente original, como si todo no hubiera pasado ya; como si todo no hubiera sido pensado y escrito ya. En los tontos tenemos un gran negocio. La industria cosmética y la armamentística son las que generan más beneficios. Estar guapos y matarnos, morir bien guapos, embellecer muriéndonos. Añadir años a la vida en lugar de vida a los años.

“Buscad el reino; lo demás os será dado por añadidura”, dijo Jesús. Eso es.

Y ahora vienen a contarnos que El camino es la meta y la meta es el camino como si fuera una verdad recién concebida que claman los voluntariamente idiotas. ¡Y es que el alma no existe! Estamos aquí precisamente para construírnosla. De lo contrario…¿para qué…?

“Buscad la sabiduría, aunque para encontrarla tengáis que viajar lejos, pues más sagrada es ante los ojos de Al lah la tinta del estudiante que la sangre del mártir” dice El Profeta en sus Proverbios. Que nadie, que ningún despreciable humano ensucie estas palabras.”

Su compañera, con el I Ching colocado entre dos de los cojines del sofá y “La voz a tí debida” en las manos se acercó a él, lo miró con cariño y le recitó los versos:

En lo que no ha de pasar
me quedo, en el puro acto
de tu deseo, queriéndote.
Y no quiero ya otra cosa
más que verte a ti querer.

A Nuria.

 

Anuncios

2 pensamientos en “De ahora y de siempre

  1. Buen retrato de la posmodernidad. Coincido en que Tolstoi es un grandísimo escritor. Dostoievski es otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: